El arte de emplatar los alimentos

El emplatado de alimentos es el proceso de organizar y decorar alimentos para mejorar su presentación.

Mejorar la presentación de un plato agrega valor a la experiencia gastronómica y brinda espacio para un mayor margen en tu comida.

Esto juega mucho con el cliché que ‘comemos con nuestros ojos’, pero también es un truco que puede jugar en tus manos como chef o restaurantero.

A veces, la presión de un servicio ocupado limita el tiempo para el emplatado de alimentos, pero las técnicas pueden ser rápidas y fáciles de seguir si tienes las herramientas adecuadas.

Aunque un plato bellamente emplatado tiene muchas ventajas, la comida perfecta no sustituye el sabor.

Sin embargo, un plato de comida atractivo tiene muchos beneficios para el chef, el establecimiento y el consumidor.

Para el chef, permite muchas posibilidades creativas, la oportunidad de estampar su identidad en el menú y crear un plato de autor.

También es una forma de reintroducir sabores que funcionan bien juntos y presentarlos en un estilo único.

Desde el punto de vista de la gestión, puede ser una forma sencilla de mejorar los ingredientes y justificar un precio más alto por persona.

Los comensales también disfrutarán de una mejor experiencia con un impresionante plato de comida atractivo para su gusto visual presentando una hermosa paleta de colores.

Por ejemplo, en el restaurante Guadiana, que es uno de los restaurantes en Satélite más representativos de la comida mexicana en donde al exponerla bellamente, sencillamente se te antoja todo.

Ahora bien, no todos los platos requieren de una presentación elaborada, pero un plato bien presentado puede:

  • Percibirse como una comida de lujo
  • Mejora la experiencia gastronómica
  • Construye una reputación
  • Fomenta la creatividad
  • Aumenta las ganancias
  • Crea publicidad gratis
  • Aumenta el apetito

Es más fácil identificar los orígenes de un plato de comida bien presentado, por lo que es más probable que estimule la respuesta de hambre de los clientes.

La apariencia de los alimentos también es un elemento clave en la comercialización de un menú.

Sin un estilista o un fotógrafo a la mano, puedes estar seguro de que tus comensales estarán interesados en capturar un plato de gran apariencia.

Puedes animarlos a publicar imágenes en línea e incluir el nombre de tu restaurante.

Usar iluminación y accesorios efectivos dentro de tu espacio de comedor para hacer que la comida sea más fotogénica.

Por otro lado es menos probable que un plato bien presentado se coma rápidamente, para empezar te quedas admirando tu plato por un rato hasta que te animas a colocar el cubierto… desde la vista comienza la experiencia culinaria.

De esta forma, el emplatado de alimentos es una herramienta poderosa que puede alterar la percepción de los alimentos.

Del mismo modo, los niños disfrutan comiendo alimentos que tienen una forma o diseño interesante.

Por lo tanto, la presentación de alimentos también puede fomentar una alimentación más saludable, por lo que es un truco útil para ganar la aprobación de los niños o los comedores quisquillosos.

Comments are closed.