Durante tu época estudiantil… Germina, Crece y Florece

No sé cómo te habrá ido a ti en la secundaria pero en mi caso, además de todos los cambios hormonales que te hacen sentir en una montaña rusa… tienes también que lidiar con la situación hormonal de tus compañeros y eso te hace a veces sentir en un manicomio.

Bueno, la cosa no para ahí, como todos estamos en la misma frecuencia de los cambios de la adolescencia, los profesores requieren hacer uso de estrategias para calamar tanta hormona reunida.

En fin, una de las cosas que se me quedó grabado de mi profesor de matemáticas es que , independientemente de la carrera que vaya a estudiar, sí o sí, en mi examen de admisión a la universidad me preguntarán sobre matemáticas.

Así me vaya a filosofía… tenía que poner atención y eso me obligó a reacomodar mis prioridades porque efectivamente, quería entrar a una universidad.

Y la segunda cosa que nos dijo el mismo profesor es que en su clase (y en la vida) … no hay preguntas tontas… lo que sí hay son tontos que no preguntan ya que prefieren quedarse con la duda a sentir que hacen el ridículo al levantar la mano o plantear su inquietud.

 ex

Vaya caso… lidiar con esa idea era complicado en la secundaria en donde todos parecen lobos, sin embargo, con el apoyo de los profesores que se manejaban como referis, este tema de preguntar se fue tornando más simple con el paso del tiempo.

Llegó entonces el momento en la preparatoria de prepararme para mi examen de admisión UAM, nuevamente el profesor nos hizo referencia de lo que nos venía por delante.

Lo peor que puedes hacer en la universidad es nunca levantar la mano si algo no te queda claro.

Recuerdo una anécdota de mi madre que vivió una experiencia con su maestra de estadística: no teman a preguntar porque hoy puedo contestar… en el examen te saco ante una pregunta que debía ser expuesta en clase.

Así que la recomendación desde ya es:

  • Levanta tu mano para preguntar
  • Levanta tu mano para participar
  • Levanta tu mano para expresarte en clase
  • Levanta tu mano para discutir las ideas del profesor
  • Cuestiona todo, pregunta todo, participa en todo

Y ve más allá:

  • Si hay un concurso de debate ENTRA
  • Si hay un certamen de innovación ENTRA
  • Si hay una convocatoria para el programa de intercambios levanta la mano y ENTRA

Cánsate, actívate, es la mejor forma de prepararte para el mundo que hay afuera, si te equivocas en clase no pasa nada, si te equivocas en la realidad de un trabajo… bueno, aprenderás cosas más duras.

Si opinas distinto al maestro y lo expresas en clase, desarrollaras tu músculo crítico.

La mejor parte de todo este proceso de aprendizaje es que nunca des por sentadas todas las opiniones.

Aprende a vivir tu vida dando tu opinión, pero sobre todo, llevando tus ideas a la acción y no te quedes en sueños. Haz algo.

Y seguramente habrás visto varias películas de zombies, bueno… en tu época de estudiante es la mejor forma de salir de ese estado y no ser un vegetal.

Germina, crece y florece.

Comments are closed.